Coordinación ojo mano ejercicios para estimular el aprendizaje

Martes, Mayo 16, 2017

La coordinación oculo-motora o del ojo y la mano es fundamental en cualquier tarea de la vida diaria, especialmente las tareas relacionadas con la manipulación de herramientas, por ejemplo el lápiz, colores, tijeras;  o pelotas, vaso, cubiertos. Cuando un niño o joven presenta alteración en este procesos se ve afectada la precisión de la letra, la velocidad en la copia de tablero, la velocidad y la motivación en composición escrita, la precisión en tareas como de recortar o tareas cotidianas como de coordinar el movimiento para tomar un vaso, comer con cubiertos, en el deporte lanzar una pelota.

Esta dificultad de coordinación oculo-motora va a afectar el desempeño académico (calidad, velocidad, eficacia), pero también el desempeño social (relacionarse a través del cuerpo, en el deporte, comer) y afecta por lo tanto el equilibrio afectivo emocional (auto-estima, auto-concepto, auto-eficacia, motivación).  Así que cuando detectamos como docentes, padre o profesionales una dificultad de este tipo, es muy importante ayudar al niño, adolescente o joven a superarla a través de ejercicios que se deben hacer a diario o con regularidad.  Entre más temprano se detecte y se apoye, mejor.