Mi Hijo se Mueve mucho, no se Organiza, se Fatiga en mesa... quién me puede ayudar?

Sábado, Agosto 24, 2019

La Labor del Terapeuta Ocupacional cuando el niño presenta dificultades de Aprendizaje

 

"Mi hijo no se logra organizar en el aula, se mueve mucho en la silla y siempre está fatigado… quién podrá orientarnos?"  

Qué mejor forma de entender la gran labor de un Terapeuta Ocupacional que a través de la descripción de un niño de 6 años que presenta las dificultades que aborda dicho profesional. 

En la clase de Matemáticas todo se torna Complejo cuando existen dificultades  

La docente explica a los niños de primero: ”Todos saquen su cuaderno de matemáticas, abranlo en la hoja de las sumas y restas que iniciamos ayer, y terminen las operaciones. Quien ya las haya terminado saque su libro de mandalas y coloree una. Permanezcan sentados hasta que todos los demás terminen”. Pepe ha entendido la instrucción, abre su maleta para sacar su cuaderno pero no logra planear bien sus movimientos lo que genera un “Desastre”, cuando saca el cuaderno de matemáticas de la maleta se salen dos cuadernos de ésta, los que terminan en el piso sucios, otro cuaderno dentro de la maleta con algunas hojas arrugadas y la pasta doblada, también se sale la chaqueta convirtiéndose en el tapete de algunos niños que la pisan durante la clase cuando van a la caneca ha tajar el lápiz. Pepe no tiene tiempo para arreglar nada de esto pues la docente los presiona con el tiempo y aún le faltan cinco operaciones, algunos niños ya han terminado. Pepe se sienta en su puesto, una pierna debajo de la cola y la otra hacia un lado de la silla. El cuerpo se ve torcido, es decir tiene una mala postura. De la cartuchera saca un lápiz mordido... siempre muerde el lápiz durante la clase y se mete cosas en la boca. También toca todo lo que encuentra cerca.  Dentro de la cartuchera no encuentra el color rojo así que no hace los signos de suma y resta con el color que debe. Pepe sabe cómo sumar y restar e inclusive es muy hábil haciendo estas operaciones en la mente, pero cuando inicia en la hoja a hacer una suma, los números los escribe muy grandes y fuera de las casillas que les corresponde. En una resta al escribir los números en la posición incorrecta se confunde y el resultado no es el esperado. Hace números grandes y algunos invertidos. Trazos sin fuerza y algunos tan fuertes que rompen la hoja. Pepe inicia sin planear, luego no frena para revisar cómo va la operación y al final su hoja se observa muy desorganizada, con tachones y sucia. Antes de terminar los últimos ejercicios se empieza a retorcer en la silla, es decir que se mueve hacia los lados, mueve sus pies, se arrodilla y se acuesta en la mesa. “Pepe, siéntate bien”, dice la docente. Pepe entrega su cuaderno de matemáticas a la docente y busca su libro de mandalas. Saca todos sus colores dejándolos sobre la mesa, se ve desorganizado su sitio de trabajo, se le caen algunos colores al piso... colorea rápido y sin uniformidad. Deja huecos blancos en el coloreado. Deja la mandala sin terminar y se para a mirar lo que está haciendo su compañero. “Pepe siéntate” se escucha nuevamente a la docente.  Por último se les pide que copien en la agenda un texto del tablero, para la tarea. Pepe se demora más que los otros niños, copia el texto en el día que no corresponde, lo hace con letra tan grande que no le cabe en las líneas asignadas. La letra no es muy legible y el trazo es tan fuerte y poco fluido que se cansa y no escribe la última parte del texto… no logra hacer la tarea cuando llega a la casa pues le falta información.   

Pepe es un niño con Fortalezas Cognitivas: excelente lenguaje, buenos procesos de Pensamiento y de análisis… pero presenta dificultades en Motricidad, Sensoriales y Espaciales. 

Pepe es un niño Inteligente según una prueba neuropsicológica realizada (tiene un CI adecuado y un perfil con múltiples fortalezas). Es alegre, ya sabe leer, comprende lo que lee, hace excelentes argumentos cuando habla, se expresa con mucha claridad, tiene un buen vocabulario y es fluido, tiene buena memoria, entonces recuerda muchos datos de Historia y de Geografía, también es muy hábil resolviendo mentalmente los problemas de matemáticas. Pepe tiene muchas fortalezas, pero está teniendo dificultades para permanecer en tareas de mesa pues se fatiga, abandona y no termina, se mueve en la silla, su postura es inadecuada, se para constantemente, no se organiza con sus útiles ni en su espacio de trabajo ni en la hoja, no planea para iniciar y no frena para auto-evaluarse, la letra es muy grande, sus trazos no son fluidos… Es decir, presenta dificultades de tipo Motor, Sensorial y Espacial.   

Las dificultades no surgen en Primero, las Dificultades se hacen más Visibles por la Exigencia de Primero

Pepe tiene 6 años, ésta es la edad en la que ya se observan con claridad estas dificultades en el aula, la razón? La exigencia es mayor. No es porque a la edad de 6 años surjan mágicamente las dificultades, las dificultades ya las tiene el niño, pero es en este grado en que las dificultades empiezan a impactar en realidad su funcionamiento en el día a día del aula. En este grado se pide a los niños que permanezcan por mayor tiempo en las tareas de mesa, que copien del tablero párrafos largos con tiempo limitado; las instrucciones son cada vez más largas, se complejizan y el docente espera que el niño realice un adecuado seguimiento de manera autónoma. El docente asume que el niño ya se logra organizar solo, que ya sabe cual es la rutina, que tiene adecuados hábitos de orden.  El docente asume que el niño ya sabe planear y ejecutar con eficacia una actividad hasta el final. Espera que tenga una adecuada postura, una adecuada pinza, que maneje bien las herramientas escolares como los colores, tajalápiz, borrador y tijeras. Esta es la razón! la dificultad que tiene es la misma que tenía pero ahora se hace más visible… ahora le afecta mucho más.  

Mala Postura y Mucho Movimiento

Pepe se sienta mal, se retuerce en el puesto, se mueve estando en la silla e inclusive en ocasiones se para y busca moverse por el salón, otras veces se acuesta en la mesa. “En casa no le enseñan a sentarse”, sería el discurso de una persona que ignora o no comprende sobre los Procesos Motores y Sensoriales. En realidad los padres insisten mucho a Pepe para que se siente bien, permanezca en el comedor y no se acueste en la mesa. Pero Pepe tiene un Tono Muscular bajo lo que lleva a que su cuerpo se sienta casi siempre fatigado y necesite acostarse, recostarse, apoyarse. Pepe está además haciendo una Búsqueda Sensorial constante tanto táctil, como oral, propioceptiva y vestibular…. qué trabalenguas!. Lo que quiere decir, es que él tiene una necesidad de Movimiento, el necesita mover su cuerpo, sus articulaciones, sus extremidades para sentirlas. El necesita meter algo en su boca para sentirse tranquilo. Pepe necesita tocar todo a su alrededor, es una necesidad. Todo esto no lo hace ser menos inteligente que los otros niños ni más indisciplinado. Pepe tiene una Necesidad Sensorial y un Tono Bajo y quisiera él entenderlo, también desearía que los docentes y padres no lo juzgaran y comprendieran dicha situación pues muy seguramente le ayudarían explicándole lo que le pasa y le darían lo que necesita para estar más regulado y funcionar mejor. Los padres y los docentes quieren ser este Apoyo para Pepe, pero tampoco entienden ni saben lo que pasa, así que aquí es donde entra en esta Narrativa el Héroe, el  Experto en aspectos de Motricidad y Sensoriales… el Terapeuta Ocupacional, quien dará herramientas al docente, a los padres, pero también Entrenamiento-Estimulación al niño.  

 

Letras y Números Invertidos, Inadecuado manejo del Espacio en hoja y Desastre en la Organización 

Pepe presenta una dificultad en su Lateralidad, es decir, aún no está del todo definida su dominancia de la mano ni del pie lo que crea una confusión en el Mundo Espacial… y todo tiene que ver con el Espacio en el Mundo Mío, Tuyo, Nuestro y de Todos:  Las partes de mi cuerpo y la relación espacial entre estas, mi cuerpo ubicado en el espacio, mi cuerpo y su relación con los objetos, los objetos y su relación entre estos... las letras y su posición en la palabra, los números y su ubicación en la cifra, los palos de las letras y su ubicación, para donde mira el número, para donde mira la letra, la ubicación de la información en la hoja, el renglón…cuando escribo para dónde debo hacerlo, cuál es la dirección de cada palito, bolita y hacia dónde va el cruce entre estos? “AAAhhhhh!!, que fatiga!!, y puedo seguir y seguir…”.   Pepe no comprende lo básico, lo suyo, la derecha y la izquierda en él mismo… y de ahí para adelante sigue y sigue su confusión hasta llegar a los números, las letras y la organización de esa infinita cantidad de elementos espaciales en una hoja llena de rayitas, cuadritos y complejas instrucciones… Pepe necesita un Héroe en su Historia que le enseñe poderosas herramientas de Comprensión, pero sobre todo Herramientas para Mejorar y empezar a moverse con fluidez en el Mundo Espacial.    

El sí comprende la instrucción, pero no Planea ni se Organiza ni Culmina la Ejecución

Antes de iniciar una tarea, por más simple que parezca, las personas debemos planear el paso a paso para lograr la tarea de manera Eficaz, es decir de manera Rápida y Precisa. Identificamos primero la Meta, Ideamos el plan para alcanzarla, Organizamos los movimientos en una secuencia y establecemos lo que es Prioritario y lo que no es importante. Luego de todo esto Ejecutamos el plan recordando a cada instante lo Programado, Frenamos de vez en vez para auto-monitorear y verificar que todo fluya como lo establecido, y Mantenemos el impulso hasta el final, sin parar, abandonar o desistir del logro de la Meta.  Requerimos de todo esto cuando en la mañana hacemos un desayuno, cuando vamos a hacer mercado, cuando nos organizamos para salir a un paseo, pero también todo esto se requiere cuando un niño hace una tarea, hace unas operaciones de suma y resta en un cuaderno, cuando escribe un texto, cuando se arregla, cuando hace un dibujo, cuando sigue una Instrucción, cuando colorea una mandala, cuando copia del tablero. Todo requiere de Planeación, Ejecución, Organización y Mantenimiento. Qué pasa si en la realización de cualquier tarea alguno de estos pasos falla? La respuesta está en la descripción de lo que le está sucediendo a Pepe en aula.

Los trazos de las letras, de los números y el coloreado, dependen de Muchas Cosas 

Para garantizar una escritura de números y letras con trazos uniformes, armónicos, organizados y fluidos, es decir “Bonita la letra”, se requieren varias cosas: 1. Una pinza adecuada  2. Imprimir una fuerza ideal a la herramienta y mantenerla durante el tiempo, lo que depende del tono muscular 3. Unos movimientos coordinados y fluidos, lo que depende de la coordinación oculo-motora, de la disociación muscular, de la organización espacial y de la secuenciación de movimientos 4. Unos trazos que inicien pero que también culminen de forma contundente, es decir que el palo de la “a” no se extienda hasta convertirse en una “g” o que el coloreado respete el límite de la figura, lo que depende del freno o control inhibitorio.  5. El manejo del Espacio de lo que ya hablamos... 

Que cantidad de cosas para lograr unas letras, números o coloreado “Bonito”. Quién puede ayudar al niño a desarrollar dichos Procesos Motores?   Ustedes ya tienen la respuesta.    

No todo lo que le Pasa a un Niño en Aula es por Falta de Atención

No es casualidad que yo haya realizado una narrativa de un niño con claras dificultades en Motricidad, Sensoriales, Espaciales pero ninguna de Atención. Y es lo que puede suceder en la realidad, muchos niños presentan dificultades para permanecer en la silla, para mantener una postura adecuada, para organizarse, para planear pero esto No es lo mismo que “Déficit de Atención”. Pedro Si Atiende a las instrucciones, es decir, que No tiene dificultades de Atención.

Y si tenemos sospecha de que existen Dificultades de Atención, que hacemos?

No es el caso de Pepe, pero cuando existen sospechas de la presencia de dificultades de Atención o de Comprensión o de Memoria que afectan el desempeño del niño, el experto es el Neuropsicólogo, quien a través de una valoración define con mucha claridad qué es lo que está afectando el Aprendizaje del niño y así logra trazar un plan de apoyo para él. 

El Terapeuta Ocupacional primero evalúa, luego Actúa  

Así que si el niño presenta conductas similares a las del caso de Pepe debes pedir apoyo a un Terapeuta Ocupacional, quien deberá hacer una valoración detallada de los procesos de Motricidad, Sensoriales, Espaciales y Viso-Perceptuales para poder descifrar qué es lo que sucede y de esta manera poder Actuar a través de un Plan muy Preciso de  Estimulación. Por otro lado, este profesional podrá orientar a los padres y docentes explicándoles la razón de los comportamientos y dando Herramientas de apoyo para el Aula y la Casa.

   

Ludikcenter: Somos un Centro de Apoyo en Procesos del Aprendizaje que cuenta con un Equipo completo de Profesionales. Terapeutas Ocupacionales, Neuropsicólogos, Psicólogos y Fonoaudiólogos.

 

Si tienes alguna necesidad de apoyo, de evaluación o de orientación no dudes en comunicarte con nosotros.   

 

Ana María Lora T

Directora de Ludikcenter

2741162-3165292473

www.ludikcenter.com

Síguenos en Redes: Instagram y Facebook.