¿Por qué las Pataletas?

pataleta

Pataleta, un Huracán que arrasa con la Paz del Hogar

Recuerdo muy bien cuando mi hijo hacía pataletas de forma constante e insoportable. Gritaba, botaba cosas, no aceptaba nada y podía estar horas en un Huracán donde la conducta, emoción y palabras arrasaban con toda la paz del hogar.  

Las Teorías de Psicología no son suficientes para comprender y abordar las pataletas

Yo tenía un puñado de teorías de psicología que me aportaban herramientas para abordar y contener ese Huracán.

Por ejemplo usaba herramientas relacionadas con refuerzo de la conducta deseada y extinción de la conducta no deseada o pataleta.

Tenia en casa un lugar asignado para hacer "Time out" o Tiempo Fuera y en donde debía quedarse hasta que se calmara.

Hacía una magnífica reflexión posterior cuando se calmaba. hablábamos de las maneras de haber conseguido lo que quería sin acudir a la pataleta, las palabras que hubiera podido usar para contar sobre lo que no le gustaba, las diferentes maneras de solucionar ese problema sin acudir a pataleta.   

También existía una consecuencia por su mala conducta, así como un beneficio si lograba llevar la situación sin pataleta y acudiendo a otros recursos. 

Como si no fuera poco, todo el tiempo buscaba ser un magnífico ejemplo de manejo de Frustración, mostrándole de que manera llevar mis propias frustraciones sin acudir al estallido emocional, el grito o la desesperación. 

!UUFFF!…. además me auto-evaluaba como mamá y me calificaba a mi misma como sensible, madre que escuchaba sus necesidades y las comprendía… dedicaba tiempo valioso y constante para construir un vínculo a través del juego y las caricias.

Y aún así, las pataletas eran constantes y eternas… el no lograba regularse y a mi se me agotaban las herramientas. Después de muchos años de entender que cada niño tiene un Perfil Sensorial (Ir a artículo sobre el Mundo Sensorial) y un Perfil Cognitivo que definen su comportamiento, hoy comprendo el porqué de las pataletas de mi Hijo. Si hoy volviera al pasado tendría una maleta mucho más cargada de Comprensión, Estrategias y Herramientas. 

El Perfil Sensorial explica mucho sobre el comportamiento

El Perfil Sensorial es el que define la manera cómo sentimos los estímulos del ambiente. Cuando un niño es hipersensible las sensaciones del medio las percibe mucho más intensas que los otros niños.  Un sonido suave puede sentirlo como unos platillos retumbándole los tímpanos. Una pequeña caricia puede sentirla como un fuerte rasguño; lo mismo puede suceder con los estímulos de la luz, de los sabores, las texturas de la ropa, texturas de la comida y hasta los olores.  Y la manera de decir “estoy incómodo”, “me abruma”, “me duele”, es a través del comportamiento que muchas veces se manifiesta través de LA PATALETA.

El Perfil Cognitivo define como piensa, decide, se expresa y se comporta

El Perfil Cognitivo tiene muchos aspectos que definen como un niño piensa, decide, se expresa y se comporta. Por ejemplo, un niño con dificultades en Atención no atiende a las señales del entorno, a los gestos de la mamá diciéndole estoy molesta, organízate; a las palabras del papá diciendo “no más”, “no en este momento”. Como no atiende se comporta de manera inadecuada y muchas veces manifiesta su “no entiendo” con PATALETA. 

Otro aspecto cognitivo que conlleva en la pataleta es la Inflexibilidad. Para el niño inflexible no es fácil adaptarse a los cambios (cambio de juego, cambio de comida, cambio de película, cambio de lugar), y cuando se choca con el cambio brota el berrinche.  

El Lenguaje: ¿Qué pasaría si quisieras decir algo al mundo, algo importante para ti y no encontraras palabras? ¿A que acudirías para que reamente te escucharan si fueras un niño de tres años? Un niño que no tiene el lenguaje suficiente para expresar lo que siente lo hace con su comportamiento. En el colegio va a morder o pegar al compañero para expresarle su disgusto. En la casa posiblemente hará una PATALETA cuando quiere algo o no quiere algo y nadie lo entiende. 

Si hace 12 años hubiera sido la mamá que sabía todo lo que hoy sé… sabría que la pataleta de mi hijo no necesariamente estaba atada a la manera en que yo me comportaba o me dejaba de comportar, esta se daba como la manifestación de una sensibilidad a los estímulos que él no toleraba; era la manera en que expresaba que no quería un cambio porque se le dificultaba adaptarse; era la forma de expresar lo que quería o su disgusto a través de su comportamiento porque carecía de lenguaje…. 

Si quieres leer un poco más sobre las pataletas te recomiendo el artículo en donde se entrevista a la directora de Ludikcenter: 

https://www.elespectador.com/cromos/maternidad-y-bienestar/como-calmar-los-berrinches-o-rabietas-de-los-ninos/

 

Autor Ana María Lora-Psicóloga

Directora de Ludikcenter

Si hoy tu hijo hace Pataletas y quieres entender qué es lo que le pasa para poder ayudarle, te recomiendo una exploración tanto de su Perfil Sensorial (realizado por una Terapeuta Ocupacional) como de su Perfil Cognitivo (realizado por una Neuropsicóloga).  Equipo de Ludikcenter, nosotros te podemos ayudar. 

Síguenos en redes: Facebook, Instagram y LinkedIn

www.ludikcenter.com

Psicóloga - Maestría en Neurociencias- Directora de Ludik